AMOR DE CABARET

La juvenil

 

La Directora del Instituto de la Juventud del Estado de Oaxaca (INJEO), Olivetti Paredes Zacarías se fue por la puerta trasera de una cartera gubernamental que históricamente ha servido para becar jóvenes con aspiraciones políticas, y pagar el acarreo de menores a mítines para que sirvan a la hechura de porras y nada más. Sin embargo, Olivetti fue renunciada por el escándalo mediático que se dio después de que un contratista revelara “las mochadas” que pidió en el 2015 y como esta joven “fan de Peña Nieto” gestionó recursos públicos con una empresa social y de los fondos – no podía ser de otra manera-, un porcentaje fue destinado para celebrar su cumpleaños.

Ya como titular del INJEO, Olivetti Paredes fue acusada de engordar la nómina del Instituto de la Juventud con personas allegadas y a su servicio, que bien se sabe ahora, eran juveniles aviadores. Y de paso intolerante, enfrentó de Felipe Valdivieso Vega una demanda penal por el delito de amenazas y hostigamiento, ya que la juvenil Directora envió a sus colaboradores Juan de la Cruz Jiménez y Rogelio Arias, a realizar daños materiales al domicilio del empresario, las finísimas personas previamente habrían intimidado al contratista con romperle la madre si seguía denunciando la pedida de moches de la ahora ilustre titular del INJEO.

Artículo anterior

El renunciado

Artículo siguiente

El compadre

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *