AMOR DE CABARET

El rebelde

*Bracamontes con todo y su pasado perredista, priista y militante de Morena desde 2015 fue el único que expresó el sentir de todos los convidados a esa asamblea llena de fingidores. Le reclamó a Ángel Domínguez no haberlo invitado y solo llamar a gente “obediente y sumisa”, alineada, en pocas palabras, y entonces supimos que Domínguez Escobar no lo invitó por “rebelde”-al fondo se escuchaban las risas mientras Bracamontes manoteaba y decía con enjundia su discurso..

ANTONIO MUNDACA

Rubén Bracamontes Pérez le puso sabor a la asamblea de Morena. Fue el único que se atrevió a decirle públicamente a Ángel Domínguez y a Salomón Jara las cosas que pensaban todos los ahí presentes, incluidos los de la mesa del presídium que se la pasaron haciéndose tío lolo y tirando indirectas del tipo “los mejores candidatos, debemos ir en unidad” mientras Salomón Jara miraba al techo o hablaba con Irma Juan Carlos sobre como tenían trabaditos y dormidos a todos los referentes que llegaron de las comunidades.

Bracamontes con todo y su pasado perredista, priista y militante de Morena desde 2015 fue el único que expresó el sentir de todos los convidados a esa asamblea llena de fingidores. Le reclamó a Ángel Domínguez no haberlo invitado y solo llamar a gente “obediente y sumisa”, alineada, en pocas palabras, y entonces supimos que Domínguez Escobar no lo invitó por “rebelde”-al fondo se escuchaban las risas mientras Bracamontes manoteaba y decía con enjundia su discurso..

Señaló a Salomón Jara e Irma Juan Carlos de hacer asambleas con ilegalidad y de haber intentado engañar a los presentes haciéndoles creer que ellos decidirían en Oaxaca lo que el Congreso Nacional de Morena podría decidir en la CDMX. El rebelde Bracamontes por un momento dejó pasmado a Salomón Jara, que lo miraba incrédulo y con recelo, que acostumbrado a imponer, tenía enfrente a un orador que a pesar de los paleros cercanos a él, le dijo las cosas en su cara

Artículo anterior

El selfico

Artículo siguiente

El cocinero

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *