AMOR DE CABARET

La igualitaria

Mariana Benítez  Tiburcio es oaxaqueña pero fue educada por los cerebros del grupo Atlacomulco en el estado de México. Pertenece a esa casta a la que Oaxaca significa un huipil estilizado y un lugar donde vacacionar con buenos mezcales y hacer negocios, sobre todo si se es una mujer aventajada, con las relaciones y el poder de quien fuera Subprocuradora.

Esto viene a tema porque en días pasados la diputada federal votó contra el matrimonio igualitario y la igualdad de derechos, y de tajo se le olvidara que en su región de origen existen poblaciones minoritarias como los muxes o grupos lesbicogay, que históricamente han sido reivindicados en el istmo oaxaqueño. Su voto fue en contra y se veía venir, porque en las velas donde ha sido mayordomo ha limitado la presencia de personas de la comunidad gay y ha reducido los eventos a una pasarela chic, estilizada, estilizada.

Artículo anterior

TRASCENDIDO: Lucia Mora se perfila como operadora en gobierno de Tehuantepec

Artículo siguiente

El servil

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *